4 aspectos en que fijarse al elegir una afeitadora eléctrica

por A3D

Uno de los cuidados personales básicos que los hombres obtienen por la pubertad es el afeitado. Y aunque parece una acción sencilla, puede ocasionar irritación y cortes si tienes piel sensible o no usas las herramientas adecuadas.

Sin duda, contar con una afeitadora eléctrica te brindará más comodidad, versatilidad y seguridad al momento de afeitarte, solo debes saber qué afeitadora comprar, según las características de tu piel y tus necesidades.

¿Cómo funciona una afeitadora eléctrica?

Existen diferentes tipos de afeitadoras eléctricas, según su funcionalidad, fuente de energía o sistema de corte.

Según su tecnología de corte, una máquina de afeitar eléctrica puede ser de láminas o de cabezales giratorios (rotativa). Ambas cuentan con un pequeño motor que activa el movimiento de las láminas o los cabezales, encargados de cortar el vello.

Es importante que conozcas cómo funciona una afeitadora eléctrica con cada sistema de corte. Por ejemplo, la máquina eléctrica de láminas cuenta con cuchillas que oscilan a alta velocidad, debajo de una lámina perforada que protege la piel. Se utiliza con movimientos lineales como una manual.

Una afeitadora eléctrica rotativa cuenta con cabezales circulares giratorios, donde están las cuchillas, que giran a gran velocidad. A través de este movimiento rotatorio, las cuchillas van capturando y cortando el vello. Pueden tener 2, 3 o hasta 5 cabezales y se manejan con movimientos circulares.

Aspectos a considerar al elegir tu afeitadora eléctrica

Estos son los principales aspectos que debes tomar en cuenta para saber qué afeitadora comprar:

1. Tipo de piel

Si tienes piel sensible o afecciones como acné o imperfecciones, sin duda necesitas una afeitadora eléctrica. Si deseas evitar la irritación, las máquinas que poseen láminas de oro son ideales en estos casos para proteger mejor tu epidermis.

No obstante, puedes elegir cualquiera de los dos modelos, rotativas o de láminas, si no tienes problemas de piel.

2. Tiempo y frecuencia de afeitado

Si prefieres un afeitado rápido y al ras, parecido al de las afeitadoras manuales, lo obtendrás con una afeitadora de láminas o shaver. Especialmente, si estás acostumbrado a realizar esta acción todos los días.

Para quienes les gusta un afeitado de forma periódica, y un rasurado no tan al ras, la máquina rotativa es la mejor opción. Además, esta afeitadora requiere menos esfuerzo y técnica de afeitado.

3. Tipo de barba

Si tu barba no tiene el vello muy grueso, puedes elegir una afeitadora eléctrica de láminas. Además, este modelo es el ideal y más eficaz si tu barba crece de manera uniforme en una misma dirección. Por el contrario, las máquinas rotativas son más efectivas si tienes pelos gruesos que crecen en diferentes direcciones.

Es importante que escojas una afeitadora potente y con cuchillas de alta calidad. Existen modelos con sensor de barba, útiles cuando tienes vellos gruesos.

4. Accesorios

De acuerdo al largo de tu barba, son muy útiles las máquinas que incluyen guías con medidas. Existen de 1 milímetro para las cortas, de 3 milímetros para largos medios y de 5 milímetros para rebajar las largas.

Entre los accesorios indispensables están el cepillo de limpieza y cable o base de carga. Asegúrate que puedas encontrar a futuro los repuestos de cabezales o cuchillas.

Si estás en la búsqueda de una nueva afeitadora, te invitamos a conocer un modelo inteligente y multifuncional. La máquina de afeitar eléctrica Micro Touch Solo, disponible en A3D es ideal para recortar, perfilar y afeitar el vello facial o corporal.

Este producto es liviano, tiene luz incorporada y cuchillas de acero inoxidable con doble filo, para cortar todo tipo de barbas. Además, cuenta con tecnología de micro precisión que se adapta a las curvas para un excelente acabado al ras de tu piel.



Sitio web, diseño e imágenes protegidas de acuerdo a la Ley 17.336, sobre Derechos de Autor, Prohibida su reproduccion total o parcial, Registro N° 208.830, año 2011